El cine llega a España en 1896, concretamente a Madrid. Durante las fiestas de San Isidro de 1896, Alexandre Promio , de la casa Lumière, presenta en Madrid la proyección Plaza del puerto de Barcelona, éste será el primer testimonio de la cinematografía española del que tenemos constancia.

Los primeros temas que se plasman en las proyecciones, los mismos que en el resto del mundo, tratan de acontecimientos populares como pueden ser la salida de los obreros de una fábrica, la llegada de un tren a la estación, la congregación de fieles a la entrada a misa, etc…

Los pioneros de la cinematografía española son principalmente Fructuoso Gelabert, Segundo  Chomón y Benito Perojo.

Fructuoso Gelabert era hijo de ebanista y conocedor él mismo de dicha profesión, hizo su primera cámara de madera. Nacido en Menorca, emigro de joven a Barcelona donde se interesó por la fotografía y trabajó con los hermanos Napoleón, dueños de un importante estudio fotográfico en Barcelona.  Gelabert  mantuvo su importancia dentro de la cinematografía española desde 1897 hasta la llegada del cine sonoro a España (1929). Hizo reportajes, comedias, melodramas y documentales. Todos ellos en el ámbito catalán.Fue de los primeros en investigar sobre el color en el cine. A Fructuoso Gelabert pertenece la filmación “Riña en un café” (1907), que es considerada como la primera película con argumento de la cinematografía española.

Segundo Chomón era coetáneo de Gelabert. Conocedor de varias lenguas, era un hombre de mundo, de él nos  han llegado más de 500 películas llenas de historias y efectos especiales. Fue el creador de la primera productora de cine en España.

Pasados los primeros tiempos de experimentación con escenas populares de gran simpleza argumental, la cinematografía española empezó su tiempo de exploración. Se centró en  recrear historias clásicas y a utilizar la literatura como base argumental.

En 1906 Barcelona  ya es el gran centro de la cinematografía española. Tiene 3 productoras: Films Barcelona de Gelabert, Hispano Films de Baños y Marro e Iris Films. Comienzan las disputas con las distribuidoras y las salas de proyección. De estos conflictos nace la primera regulación legal de la cinematografía española (1906-1914).

Barcelona continuará siendo el centro de la cinematografía española hasta que a mitad de los años 20 surjan competidores en otros puntos de la geografía española.

J.Coque y Antonio Tramullo sientan las bases del cine en Aragón y en Valencia será Antonio Cuesta el promotor cinematográfico que liderará la producción valenciana durante una década.

Con el auge regional y teniendo en cuenta que la base de la industria no era demasiado sólida, la producción catalana comienza un proceso de hundimiento.

Surgen los primeros guionistas. V.Blasco Ibáñez, será uno de los más conocidos y especialmente valorado fuera de nuestras fronteras. Se crea la sociedad Barcinógrafo (1913-1915) en un intento de hacer cine de “autor”.

Al finalizar la Guerra Mundial,llegan a España directores italianos y franceses. La centralización que la dictadura de Primo de Rivera generará un cambio de rumbo en el carácter del cine español. Comienza la supremacía de Madrid como centro neurálgico de la cinematografía española.

Benito Perojo: El paladín de la industria cinematográfica en España. Productor y guionista del Régimen.

Benito Perojo (14.7.1894-11.11.1974) está considerado como otro de los padres de la cinematografía española. Perojo cursó estudios de ingeniería electrónica en Londres y tuvo acceso a las nuevas tecnologías que surgían en la Europa de principios del siglo XX. Rápidamente las puso al servicio de la cinematografía española. Creó la productora Patria Films.

Tuvo una extensa carrera como director y productor e incluso actor en su juventud. Destaca su versión de La Verbena de la Paloma (1935), donde hace una esmerada recreación del Madrid del XIX.

En 1915, siendo bien joven rodó 4 cortos en los que aparecía como protagonista, “Peladilla” así se llamaba su personaje era una especie de Charlot a la española, cambiando los ambientes de gran depresión norteamericana por los castizos. Fueron unas producciones muy del gusto de los espectadores de la época.

Los títulos de los cortos eran: Peladilla. Cochero de punto,Clarita y Peladilla en el football, Clarita y Peladilla van a los toros, y Donde las dan las toman.

Como productor destacan trabajos como Corazones sin rumbo (1942), Goyescas (1957). Como guionista son de mención La Bodega (1929),El mesón del gitano (1970).

Hasta aquí llega la 1ª parte de nuestro breve repaso a la historia de la cinematografía española.

En la 2ª parte repasaremos:

- El cine en la república.

- El cine entre guerras.

- La postguerra española y el cine.

- La época franquista.

- El resurgimiento de la cinematografía española.

Muchas gracias por vuestra atención y un cordial saludo.

Isa Miracielos

Escrito por: En el 32 de Pío Baroja

You may also like these posts
Algunas consideraciones sobre la improvisación teatralImprovisación en el teatro

Deja tu mensaje:

(optional field)

Aún no hay comentarios