Aprendiz de la vida. Mezcla de sensibilidad y pragmatismo. Madre, esposa, geriatra, ejecutiva, cocinera, jardinera, probadora de todo tipo de cockteles de vanguardia, degustadora de pinchos varios… Severa y tierna. ¡Como una crema catalana! Por fuera durito costrón (de caramelo) y por dentro… natillita blandita. Esa es ANTONIA VICTORIA. Y por encima de todo una gran pasión: ¡El teatro! Con mayúsculas, negrita y subrayado.

Hace trial teatral, lo mismo interpreta a Chejóv que se mete en la piel rosa chillón de un cerdito comilón. Hace de adivinadora o de “macarra” regidora. De psiquiatra impresentable o de una duquesa agradable. Señoras, señores… pido un gran aplauso para Antonia Victoria, gran actriz, conocida en su círculo más próximo como TOÑI.

Escrito por: En el 32 de Pío Baroja

Deja tu mensaje:

(optional field)

Aún no hay comentarios