El espécimen Paula en su variedad mandalay resulta único y singular. Caracterizado por su gran generosidad y su espíritu amigable, conseguirá transmitir positividad y alegría en cuanto se encuentre cerca. Su hábitat natural son los escenarios pero tan solo se dejará ver si aparece acompañada de sus compañeros. Es una raza muy especial que resultará simpática por su peculiar personalidad. A pesar de sus múltiples despistes resulta ser increíblemente inteligente, tanto, que a veces asusta.

Escrito por: En el 32 de Pío Baroja

Deja tu mensaje:

(optional field)

Aún no hay comentarios