Hoy me siento nostálgica y retrospectiva.De repente, pensando en mis recuerdos de juventud, me han venido a la cabeza un porrón de caras de actores de series americanas. No me preguntéis por qué…..no sé…..la mente es así de caprichosa.

Mi escrito de hoy va dirigido a Vosotros. A los que tenéis ya unos añitos, entre 40-50, ¡que tampoco son tantos! Nunca son suficientes si de lo que se trata es de atesorar experiencia. (Creo que me estoy desviando….¡Corrijo rumbo!).

Actores de series americanas:

Los actores de las series americanas molaban más que los españoles, ¿verdad?

Me refiero a los que actuaban en las series que echaban en la tele cuando éramos jóvenes. Tampoco recuerdo yo que en aquella época pusieran  series españolas que estuvieran guay.

 

¿Os acordáis de  “Aquellos Maravillosos  Años”? ¡Qué música tan bonita de entrada!  Cuando la escucho me transporta inmediatamente a la serie y a mi vida de entonces. Era una versión de With a Little Help from My Friends hecha por Joe Cocker. El protagonista era un chaval repeinaó con raya a un lado y carita de empollón que se llamaba Kevin. Me acuerdo perfectamente porque por aquella época teníamos una vecina que también veía la serie, y le gustaba tanto el chico que, años después cuando tuvo a su 1er.hijo -sin plantearse ni por un rato las consecuencias de su decisión-   le plantó el KEVIN y se quedó tan fresca. KEVIN  y MORALES (apellido del sr.esposo ) no pegan para nada. El KEVIN de “Aquellos Maravillosos Años” era KEVIN ARNOLD ¡Menuda diferencia!

Los guionistas de “Cuéntame” deben haberse inspirado en “Aquellos Maravillosos Años” porque las dos series van de lo mismo: Problemas caseros salpicados de acontecimientos históricos. Dentro del reparto de actores de esta serie americana había un jovencito que hacía del  mejor amigo de Kevin (Paul) que todo el mundo decía que era Marilyn Manson antes de hacerse tan radicalmente gótico y bicho raro. Ese dato nunca se confirmó y se quedó en leyenda urbana que se escuchaba por mi barrio.

También me acuerdo de “Cheers”. Esta serie también tenía una canción de entrada superchula: “Where Everybody Knows your name”. ¿Os acordáis?  Todo pasaba en un bar de Boston, Sam Malone, el dueño había jugado al béisbol como profesional. Se pasaba el tiempo pegando hebra con todos los que se acodaban en la barra. Los actores de esta serie americana debían acabar bolingas cada día de rodaje porque no había una escena en la que no apareciera toda la peña del bar con una jarra kingsize  de cerveza en la mano…..Y ahora que lo pienso, ¡nunca vi que el tal Sam pusiera aperitivo a ningún parroquiano! Entonces, fijo que acababan atalegaos perdidos.

¿Qué me decís de “Luz de Luna”? ¡Qué serie más divina! Era muy de chicas, ¿verdad?  Era romántica y tenía de protagonista masculino a un jovencísimo Bruce Willis, que aunque viéndole hoy día parece imposible, doy fe que en aquellos años estaba IM-PO-NEN-TE. Todavía recuerdo la sonrisa picarona que nos dedicaba a las pipiolillas que le observábamos sin perder detalle al otro lado de la pantalla (por la parte del sofá). ¡No me perdía un capítulo! ¡Los actores de series americanas que bien escogidos están! Cibill Shephard era la chica ideal de la muerte que compartía aventuras con mi querido Bruce….¡Era muy mona, la verdad! Por cierto, “Luz de Luna” al igual que las series anteriormente mencionadas, también tenía una musiquita muy cuquina. Creo que la cantaba Al Jarreau, era tipo jazz. Creaba una atmósfera sensual muy del gusto de la época.

Me estoy acordando de muchas más series pero iré con calma. No quiero fatigaros porque estos actores de series americanas dan para muuuuchooooooo más. Prometo una próxima entrega, hasta entonces…… recordad Aquellos Maravillosos Años, tomando unas birras con los de Cheers y si luego podéis dar un paseo en buena compañía a la Luz de la Luna……mejor, que mejor.

Besos.

Isa Miracielos

 

Escrito por: En el 32 de Pío Baroja

Deja tu mensaje:

(optional field)

  1. Me encantó Luz de luna ,y tampoco me perdía ningún capitulo .que recuerdos.

  2. No hace falta tener unos añitos, algunas series como Cheers o Aquellos Maravillosos Años han llegado a muchas generaciones. ¡Gran artículo!